Nuestro modelo

Tenemos el modelo más efectivo, innovador y reconocido en el campo de la recuperación y rehabilitación psicosocial en salud mental.

Proporcionamos un tratamiento individualizado, multidisciplinar, y holístico, que mejora la autonomía personal y ayuda a lograr una vida satisfactoria e inclusiva en la sociedad, así como la estabilización de las sintomatologías.

Apoyamos a la familia, y a todos sus círculos, en el proceso de recuperación de la persona.

Ante todo, ofrecemos un ambiente normalizado, terapéutico y favorecedor que promueve la individualidad, independencia e intimidad de las personas y velamos por sus derechos.

1
Programas terapéuticos y estancias individualizadas
2
Tratamiento multidisciplinar
3
Cobertura de una amplia franja de edades
4
Atención continuada para los casos que se requiera
5
Información permanente y asistencia a la familia
6
Diferentes unidades: corta, media, larga distancia y centro de día

El objetivo

Favorecer la recuperación o adquisición de habilidades personales y sociales necesarias para el normal funcionamiento de la persona en la comunidad. Para ello, aportamos diferentes recursos en consonancia con la necesidad del usuario y su familia.

La recuperación de las personas se basa en construir un proyecto de vida y en recobrar los aspectos básicos que permitan ampliar su satisfacción vital. Este modelo de salud mental se basa en el empoderamiento de la persona y en su desarrollo personal, alejándose de la patología.

Derechos humanos

Contamos con una amplia visión de globalización de los Derechos Humanos, que reconoce y promueve los derechos de las personas que padecen enfermedad mental crónica, a la plena ciudadanía.

En este sentido nos basamos en el instrumento de Calidad y Derechos Humanos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), una herramienta para evaluar y mejorar la calidad de los derechos humanos en los establecimientos de Salud Mental y apoyo social.